futbol gay

Una persona que ondeaba la bandera del orgullo gay, cruzó a los jugadores de Hungría durante su himno nacional.

Un chico con una bandera LGBT+ interrumpió el himno nacional de Hungría antes de su partido de la Eurocopa 2020 con Alemania el miércoles por la noche.

El espectador corrió frente a los jugadores de Hungría mientras se tocaba su himno antes de ser derribado al suelo y llevado por seguridad.

Los aficionados que asistieron al partido en el Allianz Arena habían traído banderas arcoíris en respuesta a la decisión de la UEFA de esta semana de rechazar la solicitud del ayuntamiento de Múnich para iluminar el estadio con los colores del arcoíris en solidaridad con la comunidad LGBTTTIQ.

La UEFA se negó a conceder la solicitud debido al ‘contexto político’ que involucra a Hungría, cuyo primer ministro, Viktor Orban, canceló un viaje para ver a su nación en acción contra Alemania en Múnich.

A principios de esta semana, el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, dijo que quería que el Allianz Arena se iluminara con los colores de la bandera gay en respuesta a la decisión del gobierno húngaro de prohibir que los homosexuales aparezcan en programas de televisión para menores de 18 años y materiales educativos escolares.

Una declaración de la UEFA decía: “La UEFA, a través de sus estatutos, es una organización política y religiosamente neutral. Dado el contexto político de esta solicitud específica, un mensaje que apunta a una decisión tomada por el parlamento nacional húngaro, la UEFA debe rechazar esta solicitud”.

Reiter calificó la decisión de la UEFA de no conceder la solicitud como ‘vergonzosa’,

“Me parece vergonzoso que la UEFA nos prohíba enviar un mensaje aquí en Munich de apertura, tolerancia, respeto y solidaridad con la comunidad LGBTTTIQ+”, dijo.

“También estoy muy decepcionado de que la DFB (la federación alemana de fútbol), a pesar del posicionamiento increíblemente claro aquí en Múnich, en Baviera y también en Alemania, no haya logrado o querido lograr nada.

La sugerencia alternativa de iluminar el Allianz Arena otro día contradice cualquier mensaje que se supone que emana de la iluminación del arcoíris.

“Mañana, como ciudad de Múnich, seguiremos enviando una señal clara de nuestra solidaridad y nuestro respeto por la igualdad sexual a Hungría y al mundo.

“No solo llevaremos banderas gays en el ayuntamiento de Múnich, supongo que el ayuntamiento decidirá esto mañana con una gran mayoría, sino que también haremos que la turbina eólica adyacente a la arena brille intensamente y también la Torre Olímpica de Múnich”.