No me importaría rellenar el pavo de Nico Tortorella, quien se mostró bastante desinhibido en la pasada celebración de Acción de Gracias de este año.

El actor no tiene pudor alguno, tanto para mostrar sus atributos, como para hablar de sus preferencias sexuales, lo hace sin tapujos y ni pelos en la lengua. Y en esta ocasión se ha quitado las prendas para enseñarnos cómo se debe comer un pavo.

Si alguno de ustedes aún no ubica a este guapo mayate, los invito a stalkearlo de inmediato, porque lo tiene todo, es guapo, talentoso, velludo, y se liga a hombres y mujeres por igual.

Chequen aquí abajo la imagen del actor devorándose su pavo y enseñándonos su melocotón.

CLICK AQUÍ