¡FUERTES DECLARACIONES!

Paul McCartney se sincera (hasta el extremo) en la edición británica de la revista GQ en la que podría ser la entrevista más íntima de su vida.

El músico de 76 años, que acaba de presentar su nuevo álbum ‘Egypt Station’, hace un balance de su trayectoria y va un paso más allá, confesando algunos de los capítulos más alocados de su vida junto a Los Beatles, especialmente de su vida sexual.

Una de las declaraciones más impactantes que hizo el cantante, fue una anécdota que vivió en la casa de John Lennon con otros tres amigos presentes, antes de que el grupo británico alcanzara fama internacional.

“Estábamos en casa de John, éramos unos cuantos. En vez de emborracharnos, nos sentamos. No había luz y alguien empezó a masturbarse… Y todos le seguimos”.

“Gritábamos ‘¡Brigitte Bardot!’ y nos animábamos a aumentar el ritmo. “Todo iba bien hasta que John (Lennon) rompió la magia”.

McCartney asegura que todo lo que hicieron en su juventud fue una diversión sin peligro en la que hacía daño a nadie. Ni siquiera a Brigitte Bardot.

“Hay muchas cosas que uno hace cuando es joven. Si pienso en ellas ahora no puedo ni creerme que sucedieran”.

El ex-Beatle aprovechó su entrevista para desmentir algunos de los rumores más sonados de la banda británica, como que participaron en orgías con sus seguidoras:

“Eso es mentira. Pero sí hubo encuentros sexuales, y por supuesto estaban las grupies”.

Sobre los rumores que contaban que los Beatles fueron testigos del momento en el que George Harrison perdió su virginidad, con 17 años, incluso aplaudieron cuando terminó, responde:

“Puede que sea cierto”.

El músico concluyó revelando que Lennon experimentó un poco más de esas cosas que él, y declaró que no era algo que le gustara tanto.

¡Quién los viera! Ahora ya solo puedo pensar en una escena similar con los One Direction, ¿se imaginan a Harry, Liam, y Zayn dándose amor propio? *se chorrea*.