empleado

Un empleado de la Universidad Estatal de Oregón enfrenta cargos penales por filmar a hombres confiados, incluido uno que se estaba autocomplaciendo, en un baño de la universidad.

Andrés Lázaro López, de 35 años, coordinador de evaluación en la universidad, se le acusa de un delito grave de invasión de privacidad en primer grado y de dos delitos menores de invasión de privacidad en segundo grado después de haber sido acusado de filmar a varios hombres durante sus labores en un baño de la Biblioteca.

Según documentos judiciales, el supuesto incidente ocurrió en mayo del año pasado en la sala de hombres de la biblioteca de la universidad, en el sexto piso.

Según una declaración jurada de orden de registro presentada por un investigador, se acusa a López de usar un agujero del tamaño de un lápiz en un baño para ver a un hombre que se estaba masturbando y grababa en video sin su consentimiento usando su teléfono celular.

Esta semana, se declaró inocente en un tribunal de circuito del condado de Benton. Su abogado, Joshua W. Hunking, dice que las acciones de su cliente están siendo mal interpretadas.

“El cruising ha surgido como una forma en que los hombres homosexuales pueden participar en interacciones consensuales mientras intentan evitar el juicio social y criminal por esos actos innatos humanos”, dice Hunking.

“Aliento al público en general a que se reserve el juicio en este caso mientras trabajamos hacia una resolución”.

Según el perfil de LinkedIn de López, así como el sitio web de la OSU, todavía está empleado en la universidad. Está programado para comparecer nuevamente ante el tribunal el 11 de febrero.

Tengan cuidado manas, aprendan de este caso, no las vayan a descubrir a ustedes también.