glory holes

Información que cura!!

No deja de resultar de lo más llamativo, ¿verdad? Porque si para mucha gente los glory holes, tan habituales en clubs de encuentros y saunas gays –aunque también los hay en domicilios privados–, resultan un medio para prácticas sexuales de lo más secreto, de repente, hasta las autoridades sanitarias los bendicen en tiempos del coronavirus.

Como sabes, los glory holes invitan a practicar sexo de manera –casi– anónima. Porque quienes se encuentran a ambos lados de un glory hole pueden, si lo desean, mantener el anonimato. Y al existir entre ellos una barrera física, el contacto es limitado, si así se desea. Suena perfecto en estos tiempos de pandemia, ¿no? Es lo que ha pensado en departamento de sanidad de la ciudad de Nueva York, que en un acto quizá sorprendente ha dado su bendición a dicha práctica en tiempos de pandemia.

Lo hace en una guía que ha publicado para informar a la población de las precauciones recomendables para practicar sexo en estos momentos, para prevenir en la medida de lo posible la transmisión del coronavirus.

Entre las recomendaciones que realiza el departamento de salud de Nueva York encontramos una sin duda recomendables para todos los públicos, incluso para quienes nunca han usado antes un glory hole“Sé creativo con las posiciones sexuales y las barreras físicas, como muros que permitan el contacto sexual sin que haya un acercamiento cara a cara”.

También sugiere, claro, que los encuentros sexuales se realicen en espacios lo más grandes y abiertos posibles, y que permitan una buena ventilación. Como cabía esperar, en encuentros sexuales esporádicos se recomienda que se mantenga la mascarilla puesta en todo momento.

El contacto cuerpo a cuerpo se da por hecho, pero de momento, el boca a boca no es seguro. Así que habrá que utilizar con imaginación y precaución también los glory holes.