La estrella bisexual, Sara Ramírez, salió del clóset públicamente en 2016, siete años después de que su personaje, Callie Torres hiciera lo mismo en Grey’s Anatomy, explicando que la Masacre de Orlando tuvo un gran impacto en su decisión de revelar su sexualidad.

Abandonó el programa el mismo año para participar en la serie Madam Secretary de la cadena CBS, y su ex esposa Arizona Robbins, interpretada por Jessica Capshaw, quien dijo que interpretar a una lesbiana había cambiado su vida, siguió su ejemplo en mayo, al final de la temporada 14.

En la serie, los dos están ahora reunidas en Nueva York, donde Arizona ha ido a pasar más tiempo con su hija, Sofía, pero parece que Ramírez está dispuesta a que su personaje regrese a Seattle.

“Para el registro, en @CBS no ha sido más que amables y generosos conmigo.”

¡Están abiertos a que Callie vuelva! El balón está en la cancha de @ABCNetwork.”

El tweet despertó esperanzas para muchos fanáticos, especialmente aquellos que conocen la historia de amor de Callie y Arizona como un momento especial de representación lesbiana en la televisión, particularmente en la década de los 2000.

El mes pasado, durante una sesión de preguntas y respuestas en Instagram, la creadora de Grey’s Anatomy, Shonda Rhimes, dijo que el programa había intentado obtener el permiso de CBS para que Ramírez estuviera en el final de la temporada 14.

“Lo intentamos. Pero CBS la tiene atada, porque ella está en otro programa, y ​​no podemos conseguirla. Pero la amamos, esta es su casa, siempre. Regresa a casa, Callie”.