saunas coronavirus

Un sauna gay en Sydney, Australia, comenzó a tomar las temperaturas de todos los clientes al entrar como precaución contra el riesgo de infección por coronavirus.

En una publicación de Facebook el fin de semana pasado, el local 357 Sydney City Steam dijo que es la “primera sauna en Australia que no permite la entrada a personas con altas temperaturas”.

“En 357 queremos que se sienta seguro, por lo que cada cliente tendrá una prueba de termómetro no táctil para asegurarse de que no tenga fiebre antes de ingresar a nuestro lugar”, escribió el lugar.

“Se tarda un segundo en la entrada, así que juega seguro y con confianza. Nos preocupamos por usted”.

Un portavoz dijo: “357 está tomando en serio su seguridad. Para ayudar con esto, estamos verificando la temperatura de todos antes de ingresar, utilizando un termómetro sin contacto”.

“Todos necesitamos ayudar a proteger a los vulnerables en nuestra comunidad reduciendo el contacto si no estamos bien”.

Además de rechazar a los clientes con fiebre, el sauna se hizo eco de los consejos oficiales de lavarse las manos regularmente, cubrirse la tos y los estornudos y quedarse en casa si no se encuentra bien.

“Hemos puesto una serie de medidas, incluida la desinfección frecuente en todo el club y tenemos desinfectantes para manos disponibles en lugares clave”.

Es cuestión de tiempo para que todos los saunas del mundo tomen las mismas medidas de precaución, incluso dejar de asistir a ellos por una temporada no sería una mala medida de seguridad.

¡Protéjanse, manas!