gillette

Gillette lanzó un nuevo comercial para su marca el lunes pasado, que hace un llamado a los hombres para que, bueno, sean mejores. El anuncio, que en su mayoría ha sido elogiado en Internet, toca temas como el movimiento #MeToo, la intimidación y el acoso sexual.

Gillette lanzó la campaña después de realizar un estudio con 1,188 adultos en Estados Unidos, sobre lo que significa para un hombre estar “en su mejor momento”. Los resultados enfatizaron habilidades como la honestidad, la integridad moral y el respeto.

El anuncio demostró esto al mostrar a los hombres que intervienen cuando ven que otros hombres se aprovechan de las mujeres, niños más pequeños luchando entre sí y acosando a otros, usando el tradicional pretexto: ‘los chicos son chicos’.

Naturalmente, el anuncio ha enfurecido e indignado a los hombres a quienes les gustan las cosas a la manera tradicional: hombres superiores a las mujeres y niños pequeños que no lloran.

En Twitter, muchos afirman que el movimiento es un “ataque contra TODOS los hombres”: es por eso que están molestos. Pero otros subrayan que estos hombres son la razón por la que se ha hecho el anuncio.

El anuncio nunca pidió directamente a ningún hombre que dejara de ser masculino. Todo lo que hizo fue pedirles que se encargaran de controlar su mal comportamiento, pero el hecho de que tantos hombres no puedan entender el concepto demuestra exactamente lo grande que es la epidemia.