all stars

El gran twist de esta temporada de RuPaul’s Drag Race All-Stars ha sido revelado, bueno, a medias… y es casi tan satisfactorio como lo habían imaginado.

De acuerdo con un comunicado de prensa de VH1, el giro del episodio implicará una “gran batalla de lip-sync de media temporada” entre las reinas eliminadas (Masters, Farrah Moan, Gia Gunn, Latrice Royale) contra las reinas que aún permanecen en la competencia (Valentina, Trinity The Tuck, Manila Luzon, Naomi Smalls, Monét X Change, Monique Heart).

“Por primera vez en Drag Race Herstory, TODAS las All Stars eliminadas tendrán la oportunidad de volver a la competencia”, dice el comunicado. “Pero primero tienen que enviar a casa a una All Star que aún compite”.

El episodio de la semana pasada terminó en un escandaloso suspenso, ya que Mama Ru suspendió las reglas tradicionales de la competencia “hasta nuevo aviso”, después de declarar a Monét y Manila como ganadoras de la semana. Luego, las seis damas regresaron a la sala, donde fueron recibidas por las cuatro reinas previamente eliminadas.

El final del 5to episodio, que mostraba un teaser con las reinas preparándose para hacer un lip-sync por sus vidas, suena a verdad: “Espera lo inesperado”, porque todo podría cambiar, si las cuatro reinas eliminadas ganan su respectivo lip-sync.

MI CONCLUSIÓN

Si mis poderes de vidente no me fallan, las cuatro reinas eliminadas competirán contra las cuatro reinas que aún se encuentran en la competencia (por lo que Mónet y Manila tendrían inmunidad esta semana por haber ganado en el episodio anterior), las cuatro ganadoras volverán a competir en dos lip-sync más, hasta determinar qué reina es la última ganadora, si es una de las expulsadas, regresará, obteniendo el derecho de eliminar a una reina que aún compite. Parece que este episodio estará lleno de drama, y lleno de batallas con mucho playback.

¿Qué opinan ustedes, manas? No se pierdan el episodio este viernes, ¡estará cardiaco!