ariana tatuaje

Ante situaciones desesperadas, medidas desesperadas…

Eso es lo que debió pensar Ariana Grande cuando las redes sociales se llenaron de burlas y críticas por su último tatuaje. Tal y como ella misma explicaba, su intención era grabarse el título de su último tema ‘7 rings’ en un símbolo kanji. Pero, debido a un error en la grafía, lo que se lee en su mano es, en realidad la palabra ‘barbacoa‘.

La cantante se justificó ante sus seguidores alegando que, en plena sesión, tuvo que decir al tatuador que se detuviera porque le estaba doliendo mucho. Por lo que el tatuaje quedó incompleto y, su mensaje, por tanto, también.

Así, en lugar de poner ‘7 rings’, en honor a las amigas de la artista, lo que aparecía era ‘shichirin‘, una especie de parrilla de barbacoa muy pequeña.

Con el fin de compartir su nuevo atrevimiento en redes, Grande publicó una imagen de su tatuaje en Instagram. Instantes después, tras comprobar el fallo cometido y, movida por el aluvión de burlas, la borró. Sin embargo, la cuenta oficial de la cantante en Japón ya se había hecho con la fotografía.


En un intento por solucionarlo, la cantante volvió al estudio para que el tatuador añadiera la palabra ‘dedo’ al mensaje y convertir uno de los símbolos (‘aro’) en ‘anillo’; junto al dibujo de un corazón (lo que podría leerse como “dedo corazón”).

Un misión que no se pudo cumplir, ya que, como explica el portal ‘Kotaku‘, los símbolos están separados y, según la dirección de lectura que realizan los japoneses -de derecha a izquierda y de arriba hacia abajo-, lo que ahora se lee en la mano de Ariana Grande es algo similar a “barbacoa, dedo corazón”.