the weeknd

Hace unos días, The Weeknd publicó una nueva canción llamada Lost in Fire con el músico francés Gesaffelstein. Aunque, a diferencia de otros estrenos de The Weeknd, los comentarios no fueron de alabanza sino de críticas por su contenido. Esto porque la comunidad LGBT ha acusado la canción de tratar como un fetiche la bisexualidad y el lesbianismo.

En la letra de la canción, se dice: “Dijiste que podrían gustarte las chicas / Que estabas atravesando una fase / Manteniendo tu corazón a salvo / Bueno, nena, puedes traer a una amiga“.

Esa es la frase en discordia que en redes sociales los usuarios no dejaron pasar por alto y lo acusan de homófobo y machista. Sin embargo tanto Gesaffelstein como The Weeknd no se han pronunciado sobre la polémica.

Varios usuarios se han mostrado molestos con la letra; cantantes como Amber Bain de The Japanese House y Marika Hackman quien es ex novia de Bain, han condenado fuertemente el sentido de la letra.

La letra no solamente plantea la bisexualidad como apenas una fase sino que fetichiza el lesbianismo y termina concluyendo que su poder sexual masculino siempre va a ser más potente e incluso puede “convertirla” en heterosexual. El poder patriarcal toma lugar en la provocadora letra, al exponer la superioridad del hombre sobre la mujer, en este caso, para lograr la satisfacción sexual de otra mujer.

En el video de la canción se ve al artista canadiense en una clara actitud de poder, hablando a cámara, sentado a un gran escritorio y esgrimiendo su virilidad.