VIH

Gracias a un trasplante de médula ósea de un donante resistente al VIH, un hombre de Gran Bretaña se convirtió en el segundo adulto en el mundo en lograr eliminar el virus del SIDA, aseguraron los médicos.

Las pruebas altamente sensibles no muestran rastro de la infección por VIH en el hombre. Esto tras tres años de recibir las células madres de la médula ósea de un donante con una rara mutación genética resistente al VIH y de 18 meses de dejar los medicamentos antirretrovirales.

“No hay virus allí que podamos medir. No podemos detectar nada”, dijo Ravindra Gupta, profesora y bióloga del VIH que lideró a un equipo de médicos que tratan al hombre.

Avances en la cura contra el Sida

Este caso es una prueba, un precedente, pues los científicos están cada vez más cerca de terminar con el SIDA, dijeron los médicos.

Sin embargo, esto no significa que actualmente hayan encontrado una cura para el VIH.

Gupta describió a su paciente como “funcionalmente curado” y “en remisión”, pero advirtió: “Es muy temprano para decir que está es la cura”.

El paciente de Londres

Al hombre se le conoce como “el paciente de Londres”, debido a que caso es similar al primero registrado de una cura funcional del VIH. En esa ocasión, un hombre estadounidense, Timothy Brown, fue conocido como el paciente de Berlín cuando se sometió a un tratamiento similar en Alemania en 2007, que también eliminó su VIH.

Brown, quien vivía en Berlín, se mudó a Estados Unidos y, según los expertos en VIH, todavía no tiene registros del virus.