niña vih

Unilad, un sitio británico de noticias y entretenimiento, nos trae la historia de Olivia, quien en 2014 era una niña de 28 días con bajo peso que nació con VIH y buscaba un hogar. Debido a sus necesidades de salud, 10 posibles familias la habían rechazado.

Fue entonces cuando Damian Pighin y Ariel Vijarra de Santa Fe, Argentina, la conocieron. Pighin y Vijarra fueron la primera pareja gay en casarse en Santa Fe y habían estado buscando expandir su familia adoptando durante tres años cuando conocieron a Olivia. Le dijeron a los medios locales que al instante se enamoraron de ella.

“Tan pronto como la vi, sentí que ella era parte de mi vida”, dijo Vijarra. “La conexión fue inmediata. La sostuvimos en nuestros brazos, le dimos la botella y ella nos miró con los ojos abiertos sin llorar”.

Puede que Olivia no haya llorado, ¡pero definitivamente lo estoy!

Tan pronto como la pareja la llevó a su casa, Olivia comenzó a responder a su tratamiento contra el VIH, aumentó de peso y, después de un par de años, la familia recibió la noticia absolutamente sorprendente de que el virus ya no era detectable en su sangre. Además de no poder transmitir el VIH, Olivia no tiene que preocuparse por daños adicionales en su sistema inmunológico.

Un año después de que Olivia se uniera a su familia, Pighin y Vijarra adoptaron a otra niña, Victoria. Olivia cumplirá cinco años más adelante este mes, mientras que Victoria cumplió cinco años en febrero.

Las cosas no siempre son felices especialmente cuando la homofobia está en su máximo auge, pero familias como esta demuestran que hay buenas personas en el mundo que lo convierten en un lugar mejor.