matrimonio gay

Un matrimonio gay decidió adoptar a seis hermanos que llevaban cinco años en un orfanato esperando por encontrar un hogar.

Seteve y Rob Anderson-McLean vieron una historia similar en la televisión, así que comenzaron a investigar y descubrieron que muchos hermanos son separados durante la adopción.

Terminaron encontrando a los hermanos Carlos, Nasa, Lupe, María, Selena y Max, y se dieron cuenta inmediatamente que querían volverlos parte de su familia.

“Al instante nos enamoramos. Son muy fáciles de hacer sonreír. Fue un mal fondo, una historia triste, hubo negligencia y abuso. Fue en el otoño de 2017 que los derechos de los padres fueron cancelados”, contó Steve en el informe.

La pareja comenzó a hacerse cargo de los niños en junio de 2018, y fueron nombrados como sus padres el 23 de mayo.

“El juez preguntó: ‘¿Entiendes en este momento en adelante que son tus hijos? Son tanto como sus hijos biológicos’. Obviamente lo sabíamos, pero cuando miré hacia arriba y vi todos esos ojos, fue muy emotivo. Nunca nos imaginamos que tendríamos la suerte o la bendición de tener seis”, añadió Steve.

Por su parte, Rob ha asegurado que, aunque han estado con los niños menos de un año, siente que lleva conociéndolos más tiempo.

“Los conocemos desde hace menos de un año, pero al mismo tiempo, parece que nuestros lazos emocionales fueron años en la fabricación. No hay reglas sobre lo que puede constituir una familia y el amor que compartimos”.

Steve y Rob llevan 18 años de relación, se casaron hace seis; antes de esta adopción, criaron a dos hijos juntos, Parker y Noah, de 25 y 21 años respectivamente, de un matrimonio anterior. Ambos sentían que aun no terminaban con su labor de crianza y decidieron adoptar.

 
DÉJANOS TU COMENTARIO