seran m

¡REPROBABLE!

Una vez más, recordamos las horribles acciones que la religión causa hacia nuestra comunidad; como siempre en desgarradora proporción.

Originario de Iraq, Seran M residía en Suiza con su familia musulmana cuando se despertó un día con su padre parado sobre él con un cuchillo.

“¿Eres gay? ¿Eres gay?” le gritó, antes de atacar a su propio hijo de 17 años con el arma. Seran tuvo la suerte de haber podido luchar contra su padre, y con los vecinos alertando a los servicios de emergencia, fue trasladado en avión al hospital. Afortunadamente sobrevivió, pero Seran sufrió heridas graves en el cuello, los brazos, la espalda y el pecho.

Hablando con periodistas locales, Seran, que siempre había ocultado su sexualidad a su padre, dijo: “Afortunadamente, mi padre no dañó la arteria carótida, pero la tráquea estaba gravemente herida. Tuve que ponerme en coma inducido”.

Seran dijo que las lesiones “me acompañarán por el resto de mi vida”, y admitió que está recibiendo ayuda profesional para superar el trauma del ataque. Diciendo que él es “una persona más libre que antes” del incidente.

Agregando: “Mi madre está avergonzada de lo que sucedió. Pero me escondí el tiempo suficiente, este es el final de eso ahora”.

Después de compartir las imágenes en las redes sociales, Seran se inundó con mensajes de apoyo y ahora ayudará a otras personas LGBTQ de la fe islámica.

“Obtén ayuda si quieres salir del clóset. Estamos viviendo en 2019 y mi papá me quería muerto porque me atraen los hombres. Simplemente no puedo aceptar eso”.

Personalmente, nunca entenderé cómo un ser humano podría adorar a un Dios invisible tanto que actúen así con su propia carne y sangre.