hombre trans

Richard Alcántara, de 22 años, estaba nervioso porque iba a Caçapava, municipio del estado de Sao Paulo, en Brasil, donde lo esperaban su madre y otros miembros de la familia. Era la primera vez que lo verían con el vendaje que le colocaron tras la mastectomía. Pero su sorpresa fue mayúscula.

El domingo su tío notó la incomodidad del joven, quien en un principio pensaba andar solo en camiseta, y se puso de acuerdo con los demás. Cada uno de los hombres presentes se colocaron cintas adhesivas en la zona de los pechos.

En los videos publicados, tanto por un primo como por su novia Yuri Almeida, se aprecia la emoción de Alcántara; quien sufrió depresión y llegó a considerar el suicidio en su adolescencia.

“Esta es una demostración del amor incondicional de una familia. Incluso con tantas adversidades, siempre puso el amor y la unidad por encima de todo lo demás. El prejuicio no tiene lugar donde el amor y el respeto estén presentes”, escribió Almeida en Facebook.

Alcántara tenía 15 años cuando se vio a sí mismo como una “mujer lesbiana”. Un año después padeció depresión porque no le gustaba su cuerpo, pero una telenovela emitida en Brasil en 2017 cambió su vida.

“Cuando en una parte de la telenovela, después de la cirugía para extirpar los senos, le dije (a la madre) que era un hombre trans que quería comenzar mi transición. Le pregunté si ella me aceptaría y llorando mucho, dijo que sí”, relató a Universa.

Para Alcántara ese homenaje del domingo fue el “momento más hermoso” de su vida y ahora quiere avanzar para ser un faro de esperanza.

“Solo quiero hacerlo, difundir amor y respeto. Quiero que todos los que pasen por esto se sientan abrazados por este vídeo”, dijo.