napoleon jinnies

UNA HISTORIA DE SUPERACIÓN

Hace un par de semanas les contaba la historia de los dos porristas hombres que se presentarían por primera vez en el Super Bowl, haciendo historia en este evento, pero ahora, en un conmovedor ensayo, Napoleon Jinnies nos habla sobre el ser homosexual en su familia orientada al deporte y su emoción cuando conoció a Quinton Peron en su audición:

“Hubo una comprensión instantánea de la situación para ambos. La mayoría de las audiciones son de alta intensidad: son todos los que buscan un lugar y nadie en la sala es tu amigo. Para nosotros, fue esta emoción que había dos niños allí. Entramos en esto tomados de la mano “.

Ahora, ambos se han convertido en los primeros hombres porristas en ser parte del evento deportivo más importante del año.

Napoleon habló sobre su régimen de “glamour” y el origen de su canal de YouTube y su interés en el maquillaje de toda la vida:

“Realmente nunca me pasó por la cabeza si mis asesores tendrían problemas si usaba este ojo lleno de humo. Mi entrenador nunca me miró ni me trató de manera diferente a las chicas. Quinton y yo conseguimos todo lo que las niñas reciben, incluso si no lo necesitamos necesariamente, como uñas y pestañas. Eso me hizo aún más emocionado por los juegos, como, ¿Cómo voy a hacer el maquillaje con el uniforme esta vez?”.

 

Ver esta publicación en Instagram

 

Una publicación compartida de Napoleon Jinnies (@napoleonjinnies) el

Jinnies habló sobre su viaje personal y profesional, recordando la angustia adolescente que experimentó cuando era un niño gay que prefería el estudio de danza al campo de atletismo.

“Siempre fui el único chico en el equipo de baile en la escuela secundaria y preparatoria, y durante esos años fui acosado por ser gay”, recordó el nativo de California, que también baila en varios shows en vivo en Disneyland. “Los matones harían comentarios en el pasillo y, una vez, alguien me puso chicle en el pelo”.

“Llegó a un punto en el que ya no quería ir a la escuela”, Jinnies dijo que eventualmente optó por cambiarse de preparatoria. No dejó de bailar y comenzó a hacerlo de manera competitiva como estudiante en el Orange Coast College en Costa Mesa, California.

En estos días, Jinnies dice que está “tan feliz” de haber recibido una “plataforma para inspirar, especialmente en un mundo en este momento que es un poco caótico y un poco más oscuro de lo que debería ser”.

“Es más que solo Quinton y yo, y eso lo sabemos”, dijo. “El género nunca debería ser el problema: si tienes la habilidad, el nervio y el impulso para hacerlo, deberías tener permiso para hacerlo”.

Pueden checar la entrevista completa en este enlace, y aquí abajo les comparto uno de sus videos en su canal de YouTube.