presidente gay

Pete Buttigieg, un veterano de la guerra de Afganistán y actual alcalde de South Bend, Indiana, anunció hoy con un video de lanzamiento y una conferencia de prensa en Washington que está formando un comité exploratorio y se postula para la nominación presidencial demócrata en 2020.

Obviamente, no tendría precedentes que el alcalde de una ciudad pequeña (o incluso el alcalde de una grande) fuera elegido presidente. Pero hasta que Donald Trump lo logró, también fue completamente sin precedentes para una celebridad sin experiencia en asuntos públicos para ser elegido presidente, así que ¿por qué no intentarlo?

El lanzamiento de Buttigieg es relativamente ligero en lo que respecta a las políticas específicas, pero se apoya fuertemente en la idea de que, a sus 37 años de edad, es un líder apropiado para la creciente generación “milenaria” que puede contrarrestar la política de Trump.

“No podemos buscar la grandeza en el pasado. En este momento, nuestro país necesita un nuevo comienzo”, dice Buttigieg en un video. “Pertenezco a una generación que está avanzando en este momento… Somos la generación que vivió los tiroteos en las escuelas, que sirvió en las guerras después del 9/11. Y somos la generación que puede ser la primera en ganar menos que nuestros padres a menos que hagamos algo diferente”.

A pesar de su falta de experiencia en el escenario nacional, Buttigieg tiene un currículum bastante impresionante, casi como si estuviera preparado en un laboratorio de candidatos presidenciales. Está educado en Harvard y Oxford, y tiene antecedentes militares. El ex presidente Barack Obama incluso lo nombró como alguien que liderará al Partido Demócrata hacia el futuro.

Resulta que Buttigieg también es gay, habiendo salido públicamente en un artículo de opinión de 2015 en The South Bend Tribune:

“En un momento como este, ser más abierto con respecto a [mi orientación sexual] podría hacer algo bueno”, escribió. “Para un estudiante local que lucha con su sexualidad, podría ser útil para un alcalde abiertamente gay enviar el mensaje de que su comunidad siempre tendrá un lugar para ella. Y para un residente conservador de una generación diferente, cuya inquietud con el cambio social está en parte arraigada en la impresión de que no conoce a nadie gay, tal vez una cara familiar pueda ser un recordatorio de que todos estamos juntos en esto como una comunidad.”

Buttigieg impulsó la agenda LGBT de su ciudad poco después de asumir el cargo en 2012 y fue un crítico rotundo de la Ley de Restauración de la Libertad Religiosa de Indiana, aprobada por el entonces Gobernador Mike Pence hace cuatro años. La ley, que efectivamente permitió la discriminación contra las personas LGBTQ + bajo el pretexto de proteger las libertades religiosas, fue enmendada más tarde para ser menos discriminatoria.

Los derechos pro-LGBTQ + están ganando impulso legislativo en este momento, con un renovado interés en la Ley de Igualdad, por lo que la candidatura de Buttigieg podría empezar por buen camino.

De ser electo, Pete Buttigieg se convertiría en el primer Presidente de Estados Unidos abiertamente homosexual, pero aún es muy pronto para cantar victoria.